Saltar a continguts

Associació Espírita Otus i Neram

Navegació

Menú principal

Comunicacions actuals

19-03-2018 - Trabajar en días y horas fijas

Associació Espírita Otus i Néram
Tàrrega, a 19 de març de 2018

Buenas noches, bienvenidos todos, bien hallados.
Diríamos que aquí vamos realizando una especie de adaptación de los horarios, entremezclando trabajos y vamos a referirnos al respecto.

Cuando Kardec empezó a trabajar en días y horas fijas era por dos motivos:

I. El primero es porque los espíritus tienen sus ocupaciones y no puede esperarse que un espíritu superior esté al servicio de alguien cuando este alguien quiera. Sin embargo, cualquier espíritu un poco elevado tiene sus espíritus colaboradores, ayudantes, auxiliares. Igual ocurre en la tierra, lo que no hace uno, lo hace otro; con lo cual esta pequeña objeción o dificultad podría ser salvada.

II. No ocurre lo mismo con el ser humano. Desde el plano físico, si no existiera la disciplina podrían suceder dos cosas:

1a) que las reuniones no se llevaron a cabo, porque hoy tenemos una visita, porque hoy tenemos un cumpleaños, porque hoy hay un partido de fútbol, porque hoy hay algo grave en la política, porque hoy tengo sueño o simplemente porque hoy no me apetece. Entonces los días fijos, horas fijas sirvieron para que aquellos realmente interesados (entiéndase ustedes en estos momentos) acudan al centro espírita, y adapten su agenda a este pequeño hueco; tienen tiempo antes, tienen tiempo después, tienen tiempo durante la semana para el resto de actividades.

2a) La disciplina, en segundo lugar, también fue importante para eliminar las preguntas fútiles, tontas y repetitivas ¡Ah!, querido espíritu, ¿puede usted decirme si Dios existe? ¡Ah!, querido espíritu, ¿sería usted tan amable de decirme si mi abuelo aún me quiere? Este tipo de preguntas eran el más frecuente y el menos burlesco que se utilizaban en los tiempos de los salones y de las mesas giratorias.
Ahora bien, del mismo modo que los espíritus superiores tienen sus ocupaciones, los encarnados también, y si ustedes van estar en un congreso el fin de semana, o estuvieron en una conferencia el sábado, o se trata de fiestas familiares en otra semana, quedan tres opciones: a) La primera, que sería la del fanático, la del “No, no. Tal día a tal hora yo he quedado con los espíritus, no puedo hacer esto, no puedo hacer aquello, no puedo ir a una boda, no puedo ir a un evento espírita, no puedo estar con la familia porque yo ese día y a esa hora tengo compromiso con la espiritualidad.” Esta actitud es noble, en circunstancias normales, pero si se convierte en fanática es perjudicial, para la propia persona, para el grupo, y para el propio espiritismo. b) La segunda actitud seria de “¡Ah, pues no pasa nada, no vamos a hacer la mediumnidad, total ya vamos a un evento espírita, ya la sustituimos! ¡Ay, qué bien, ese es un día festivo, ya voy hacer una oración, voy a leer un trocito de un libro por la noche, voy a hacer diez minutitos de un libro!” Esa sería una actitud irresponsable, los compromisos deben cumplirse. c) Y otra, que sería un punto medio, que sería “Bueno, un día que no puede realizarse la reunión no ocurre nada, pero vamos a buscar la forma de insertar una actividad en medio de otra, y de este modo llegar a un punto medio, en que el trabajo sea realizado, en que las ocupaciones no sean alteradas, y en que la disponibilidad de su tiempo tampoco no sea exageradamente arrebatado.”
Piensen que en cualquier reunión aunque haya cansancio y sueño, si aportan fluidos, hoy habrán notado menos fluido, porque ha habido mayor concurrencia, mayor desgaste y también porque ya llevábamos diez días de trabajo ininterrumpido.

Deseo simplemente hacer el cierre, pidiéndoles que sintonicen con lo que hemos leído hoy, que sintonicen con Jesús, imagínense a Jesús en medio de una psicoesfera hostil de odio, además gratuito sin ni siquiera conocerle, ni escucharle, y Él amando y comprendiendo.
No sean ustedes los que se alteren por el criterio ajeno, no sean tampoco indiferentes, amen y auxilien en la medida de lo necesario.

Tengan todos paz, y tengan todos amor. Hasta siempre.