Saltar a continguts

Associació Espírita Otus i Neram

Navegació

Menú principal

Comunicacions actuals

Amalia - 30-04-2016

Hermanos, hermanas, paz!

Hoy habéis comenzado uno de los libros más importantes que se han escrito en materia de espiritismo. Todo el mundo conoce a Kardec, todo el mundo conoce a Chico Xavier, se conocen también las experimentaciones de Sir William Crookes, de Gustave Geley de los metapsiquistas, también de la parapsicología, con los esposos Rhine; pero muy a menudo se olvida la función, el papel, de nuestro hermano y compañero León Denís.

Hombre extraordinario, espíritu luminoso, sus páginas destilan sabiduría, destilan amor, destilan voluntad, destilan perseverancia. Deben ser tenidas en cuenta como base fundamental; primero Kardec y después Denís y el resto de espíritus espiritistas les vamos detrás. Gracias a sus pasos seguros, gracias a sus vidas rectas, a su abnegación, a su dedicación, al olvido de sí mismos, al olvido de las cosas fútiles del mundo, el espiritismo nació en el siglo XIX y penetró instalando sus raíces en el siglo XX.

Maravillosa obra “En lo invisible” acerca de la inmortalidad. Sencilla y clara, profunda y dura, es una obra compensada que analiza todos los matices, todos los aspectos, los extremos de las facultades mediúmnicas y del papel del espiritismo en la sociedad.

Dicho sea esto para que sirva de ejemplo de que es necesario hablar al mundo, también desde el lenguaje del mundo, pero no con las herramientas y las conclusiones del mundo. Denís sabe utilizar el lenguaje de los sabios, más Denís sabe que los sabios se equivocan en los asuntos sociales; no se cansó de repetir que cualquier doctrina económica o filosófica, que se aparte de los postulados de la inmortalidad del alma y de la reencarnación, va a ser como la higuera estéril, que no va a producir frutos.

El liberalismo clásico y el neoliberalismo no han aportado ningún fruto al hombre; el comunismo, bien sea dialéctico, bien sea práctico, no ha aportado ningún fruto al hombre. Las almas fanáticas de dichas doctrinas están vacías por dentro; las almas religiosas, morales, que viven conviviendo con dichas doctrinas, topan van a menudo con la dicotomía de deber o de tener que escoger entre lo que les dice su consciencia y lo que les dice su ciencia económica. De ahí la corrupción, las mentiras, los robos, los engaños; no solo a los pequeños y a los pobres, sino a los propios ricos, a sus propios votantes, a sus propios conciudadanos. Preciso es ya que las doctrinas sociales por el espiritismo desarrolladas, vayan siendo introducidas en la sociedad.

Hace tiempo que estoy con vosotros, hace tiempo que me preocupo de cada uno de ustedes, del mismo modo que me ocupo de tantos y tantos compañeros espíritas, tanto encarnados, como desencarnados. No siempre es posible la comunión de pensamiento, la comunicación a través de la voz directa, puesto que precisamos que ustedes estén sanos, limpios y tranquilos. Las ondas vibratorias del mundo intentan impedir que nos relacionemos, intentan hacer ver al mundo que únicamente espíritus de bajo tenor vibratorio pueden comunicarse por intermedio de los canales o de los médiums. De ahí la importancia de estudiar Kardec, de incorporar Denís, para que el mundo no nos venza, para que Jesucristo gane los corazones de todos los seres humanos.

Con todo el amor, con toda la paz para con todos ustedes, para con todos los espíritus trabajadores del movimiento espírita, les abrazamos, les damos aliento y les damos testimonio de que sí que sirve seguir adelante, que sí que sirve perseverar, que sí que hay luz en el horizonte y que los espíritus espíritas seguimos trabajando, tanto para los que están a un lado, como para los que están al otro de la vida.

Tengan todos paz, tengan todos amor, hasta siempre.
Amalia Domingo Soler.